Fine Art America - Art - Prints - Canvas Prints - Framed Prints - Metal Prints - Acrylic Prints

Every purchase includes a money-back guarantee.

312-238-9009

CART

SHOP

SELL

CREATE

LIMITED

TOUR

Jose Manuel Mulero

Benavente, ZAMORA - Spain

Jose Manuel Mulero - Fine Artist

Jose Manuel Mulero

Member Since: 12/09/2013

Join E-Mail List

Visit Website

Contact

José Manuel Mulero

Sobre la Realidad en la Pintura y la abstracción informal.

“Acotaciones sobre otro sentido de la Pintura, y del conocimiento intuitivo del Amor como su fundamento.”

I
He de decir respecto de lo que expresaron tantos maestros de la pintura en la historia del realismo figurativo español, como por ejemplo la máxima expresividad del sentimiento espiritual humano en la pintura de “El Greco” con sus santos abstraídos en la devoción religiosa, en los cuales se advierte perfectamente la intensidad mística de la espiritualidad cristiana; pues bien, que mi pintura en su expresión actual como abstracción “realista” informal, intenta plasmar plásticamente esa misma intensidad espiritual que se ve en esos rostros con miradas trascendentes, pero no según una metáfora figurativa visual en la humanidad de la imagen física de la figura humana, sino mejor si se puede, por medio de la misma interioridad espiritual trascendente expresada artísticamente, con la plasticidad matérica de la abstracción espiritualizada en esa intensidad cromática que intenta desvelar los entresijos de esa misma trascendencia; como realidad interior espiritual que muestra la verdad de la belleza extramundana en conocimiento plástico de lo que no puede ser dicho ni expresado de otra manera, pero que queda patente así, en una poesía visual sobre lo que nos eleva más allá de está humanidad carnal y dual, hacia un mundo universal y divino que supera las veleidades de la realidad mundana caída.
31-03-2012

II
Éste arte real e informal a la vez, tiene mucho que ver con lo primigenio y ancestral, y siendo también si cabe sencillo e incluso simple aunque pueda ser raro y extraño o difícil de reconocer -porque no bebe de lo común y ordinario sino de lo más universal y profundo. Ésta pintura aunque no lo parezca no pretende ser elitista y sofisticada, aunque pueda ser minoritaria y esencial; nunca llegará a ser una “obra maestra” al uso según los parámetros del refinamiento y la perfección naturalista de las manualidades artesanales y artísticas reconocidas. Se trata de un arte que comulga con la imperfección y lo recóndito, que no pretende simular ninguna realidad terrena, que siempre será poéticamente inefable y elevado; y que en tal manera, no tiene fácil posibilidad de otra forma de expresión posible, porque juega inmaterialmente con lo matérico y plasma lo lúdico y espiritual enlazando con los mundos supramatéricos y atemporales. Aquello que expresa no se encuentra en lo mundano ni en el alma humana tan siquiera; sino más allá de esta dimensión material, evocando una existencia más real en verdad -no visible físicamente, pero no por eso menos real y verdadera: esto es, espiritual y ciertamente sobrenatural en su sentido más profundo y extraterreno. Para ello hemos de entroncar para entendernos con los universales metafísicos del Bien, la Bondad y la Belleza sin dejar de lado la Verdad; se trata ciertamente de una auténtica teología de la pintura, en la que la belleza teológica tiene su principal arcano creativo, entendiendo como tal un conocimiento estético que se hace patente al igual que la creación musical realizando un universo arquitectónico distinto e inaudito; esto es: una realidad inmaterial, pura y trascendente.
Si nos atrevemos a verificar esta plástica no temporal, hemos de dejarnos adentrar en ella llevándonos por su experiencia visual y dejarnos trasladar hacia una verdadera experiencia no sólo religiosa sino espiritual en sí misma, en la que lo abstracto nos interioriza en nosotros mismos y nos lleva a un nuevo mundo de silenciosa contemplación interior, que nos abre un nuevo mundo que sólo puede ser verdaderamente comprendido de manera intuitiva, dejándose ir más allá de la pobre racionalidad mental que sólo puede verificar hechos externos y poco más. Ésta trascendencia no se basa en el simple reconocimiento de la existencia de Dios, sino más allá: en su búsqueda incesante e incluso en su encuentro y comunión superior, que nos muestra sus misteriosas aguas celestiales de Conocimiento y Amor supremos que así nos muestran realidades distintas pero claras y diáfanas; que no pueden ser negadas por la dualidad Bien-Mal mundana, porque provienen de más allá sin lugar a dudas: la dimensión divina; donde la Paz y la Vida eterna nos muestran otra forma de entender la realidad: Dios y su Gloria celestial excelsa.
18-04-2012

III
En éste orden de cosas cabe pronunciarse de manera objetiva ante la posibilidad de objetar la necesidad de un esoterismo plástico con una gnosis intrínseca; motivo por el cual se hace clara la explicitación definitiva de que en tal caso será únicamente factible una esotericidad no provocada por el hombre mismo, sino propiamente realizada de la mano de Dios mismo con su iluminación creativa; con lo cual se remite al mismo misterio trascendente toda gnosis, y al proceso de la realización espiritual cristiana toda iniciación posible o especulable, en todo caso desde una universalidad religiosa que abarca toda la posible transformación del ser humano espiritualmente, incluida la deificación definitiva como unión absoluta de hombre y Dios. Todo ello, en último orden, con la intuición superior por delante.

IV
Estamos hablando todo este tiempo con una latente fuerza y energía que envuelve todo este trabajo creativo; nos referimos al nervio fundamental del Amor teologal, a la caridad infusa como genio expresivo unitivo y generador, que hace que la obra artística vaya entrando y fluyendo en la mano del pintor, que a la vez se entrega libremente y se enfrenta con la lucidez de la Nada absoluta y plena a la vez, de la cual absorbe la luz inefable de la plasticidad estética que se divulga abstractamente (o bien en su caso, figurativamente, de manera formal, pero siempre con ojo intuitivo y no predeterminado racionalmente) y se expresa con claridad electiva en cromatismos matéricos y tensiones de fuerza lineal que van componiendo artísticamente la obra creativa en una verdadera lucha por el orden concreto en un auténtico caos de posibilidades. Siempre revolotea en esa intensidad compositiva la directriz del Amor, como elemento compaginador discerniente de la claridad estética resultante. De ahí nace la unión con lo trascendente y su dirección acompañante, que se mezcla con la mano del artista y le lleva a definir un lugar concreto y particular en la obra bien hecha. La virtud estética de lo expresado está siempre más allá de lo sólo humano y dista mucho de la intención premeditada previa; aquí siempre la libertad creativa hace que todo sea diferente y nuevo a la vez, comunicando visiones inefables que nos llevan a nuevos lugares de expresión artística.
Incluso en mis primeros trabajos pictóricos serios, que fueron figurativos y formales en su resultado, ya estaba lo informal en el inicio creativo y la intuición iba desgranando las formas definitivas que aclaraban la composición final; incluyendo, eso sí, un sentido siempre extraordinario y fuera de lo común, que expresaba contenidos especiales y particulares que evocaban situaciones emblemáticas; siempre dentro de un simbolismo figurativo que podía rayar con lo surreal e imaginario, pero que explicitaba lugares ciertos y con sentido propio.
19-04-2012

V
Si, etimológicamente, “doxología -proviene del griego δόξα (fama u opinión) y λόγος (estudio, ciencia, conocimiento...) Pese a que en la Grecia antigua la δόξα tiene un valor subjetivo, en el cristianismo, pasa a expresar la objetividad absoluta: la realidad de Dios, su gloria. La palabra “gloria' expresa realmente todas las manifestaciones de Dios en la historia de la salvación, desde la creación hasta la parusía. “Doxología' se usa para indicar la propiedad de dar gloria a Dios que debe tener el lenguaje teológico para ser auténtico”. Aplicando este conocimiento tan alto sobre Dios, podemos decir que la verdadera relación del hombre glorificado por Dios con Dios Padre Eterno, supone que ese hombre disfruta de la mismísima realidad de Dios Padre Eterno; es decir, de la Gloria de Dios mismo. Y a tenor de esto, como muy bien dice el resumen introductorio del libro del teólogo español D. Olegario Gzlez. de Cardedal “La gloria del hombre” (1985): “En una tercera (y última) parte (del libro) reflexiona el autor sobre cómo el cristianismo, fruto de una revelación sobrenatural de Dios, se hace real y concreto en la historia de los hombres como cultura humana.” Finalmente, la Conclusión del libro se proclama con el título siguiente: “Cultura, gloria del hombre, gloria de Dios.” Sírvanos esta interpolación para expresar que ésta obra de arte de la que venimos hablando nos sirve culturalmente para dar a conocer la gloria de Dios como última y máxima experiencia del hombre “capax Dei”, -capaz de vivir a Dios en última instancia; tal y como Dios mismo se lo propone; y en tal manera poder expresarlo artísticamente, creativamente: como cultura humana que glorifica a Dios.
25-04-2012


View Complete Biography

Artwork Feed

Events Feed

Blog Feed

Jose Manuel Mulero Art

Jose Manuel Mulero Canvas Prints

Jose Manuel Mulero Framed Prints

Jose Manuel Mulero Acrylic Prints

Jose Manuel Mulero Metal Prints

Jose Manuel Mulero Prints

Jose Manuel Mulero Posters

Jose Manuel Mulero Greeting Cards

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Search Within This Portfolio

   |   Image Count = 5

 

Jose Manuel Mulero - Caelike Flvxion

Caelike Flvxion

Jose Manuel Mulero

Jose Manuel Mulero - Eqvilibrivm

Eqvilibrivm

Jose Manuel Mulero

Jose Manuel Mulero - Oculo

Oculo

Jose Manuel Mulero

Jose Manuel Mulero - Natura Naturans

Natura Naturans

Jose Manuel Mulero

Jose Manuel Mulero - Desnudo Femenino

Desnudo Femenino

Jose Manuel Mulero

Search Within This Portfolio

   |   Image Count = 5